Confiar en las masas

En cinco artículos de fondo, el diario La Nación expuso la estrategia de la oligarquía argentina ante la coyuntura electoral del corriente año a principios de marzo de 2015. Es simple: azuzar a los integrantes del campo nacional a que se desangren mutuamente en una interna salvaje, mientras los partidos del bloque antinacional ofrecen un abanico de opciones a los heridos en el combate en la primera vuelta electoral.

En segunda vuelta, el abanico se cerrará firmemente para darle la victoria final al candidato del estáblishment, que será el segundo frente al de nuestro frente. No relataremos la argumentación en detalle, porque llevaría un lugar que no tenemos.

Pero los que deseen corroborar cuanto acabamos de afirmar pueden dirigirse a las siguientes notas web:

El PJ tradicional y el kirchnerismo puro se preparan para la puja

Cristina y Máximo podrían ir a las listas

Junto a Das Neves, Massa prometió mantener Aerolíneas y la AUH

Frente a la riesgosísima perspectiva (que no es la única por otra parte, como se verá más abajo) de que este panorama deseado por el mitrismo se haga realidad, los representantes orgá- nicos de la clase trabajadora decidieron, independientemente, que era urgente encolumnarse desde ahora tras el candidato de nuestro campo que, al momento de la ofensiva ideológica mitrista, más popular aparecía en todas las encuestas. Las dos CGT que cuentan (Azopardo y “Balcarce”, Moyano y Caló), dieron su apoyo, como es sabido, a Daniel Scioli, el actual gobernador de la provincia de Buenos Aires. Inicialmente, dio la sensación de que la conducción política del Frente para la Victoria (FpV), casi como un bloque, decidió –a diferencia de las conducciones cegetistas- seguir las instrucciones de La Nación.

El Dr. Randazzo inició un esmerilamiento de Daniel Scioli que acompañaba con enjundia digna de mejor causa casi todo el equipo periodístico de “678”. Tan agudo era este último ataque que hasta Atilio Borón, una vez que fue invitado para hablar sobre Venezuela, antes de dedicarse a lo suyo recomendó a sus anfitriones que dejasen de promover polémicas que pudieran determinar una fractura desordenada del FpV.

Ya en febrero, por lo demás, era innegable que otros integrantes de la Cámpora (Mussi, Uribarri) habían tomado por blanco a Scioli al punto de que el primero, en un acto en el que compartía palco con él y la Presidenta, aludió no sin excesiva transparencia a los traidores de “adentro”, que eran el verdadero enemigo.

Una verdadera pena, ya que tanto Mussi padre como su hijo están haciendo una gestión ejemplar y no necesitan atacar a un hombre que no puede defenderse, menos aún en presencia de la Presidenta de la Nación y ante un público masivo. El silencio de la Presidenta hacía temer que esta ofensiva fuera algo más que efervescencia de campaña en sus primeros tramos. Hasta el habitualmente silencioso Scioli respondió a algunos de sus más duros críticos (en el mismo bajo nivel) a través de un tercero.

LOS QUE YA NO LAVAN PLATOS

No salió en los diarios. Y eso a pesar de que el programa de divulgación científica y técnica del Instituto Leloir distribuyó el dato. La verdad es que los logros de los científicos y técnicos argentinos nunca son noticia en la Argentina.

Un grupo de científicos rosarinos, dirigidos por la Dra. Susana Checa, del CONICET, modificó genéticamente una bacteria muy vulgar y bastante peligrosa, la Escherichia coli, para que emita luz en presencia de metales tóxicos en el agua. Así, por manipulación genética, un bicho bastante maligno se convierte en un indicador de presencia de algún peligro para la salud.

Si le cuentan algo así a un tilingo, pero le dicen que es un desarrollo de la Universidad de California, dice “Ah, los yanquis son imparables”. Bueno, no. Son de aquí, laburan aquí, y si no nos unimos todos para que en 2015 el macrismo pierda las presidenciales y las parlamentarias, van a volver a lavar los platos… o se van a ir a California.

EL PRO AVISA, NO TRAICIONA: SI DEJAMOS QUE GOBIERNEN, INCENDIAN EL PAÍS

El ingreso al PRO de Juan José Aranguren, ex CEO de Shell que especuló para provocar una crisis cambiaria y ayudó a forzar una devaluación que todavía estamos pagando, revela quién es quién en la política argentina. Un gesto tan claramente antiargentino que es digno de esos oligarcas brasileños que salieron a cacerolear con enormes cartelones que pedían la intervención yanqui.

Para entender bien hasta qué punto Aranguren es un traidor a la patria conviene leer en detalle un informe del OETEC que dirige el periodista Federico Bernal. Entre 2003 y mediados de 2014, Aranguren redujo de 110 a 51 el número de estaciones de servicio de Shell, mantuvo altos niveles de ociosidad en la refinería para concentrarse en la producción de nafta prémium en detrimento de la súper y una caída espectacular en la de gasoil.

Respecto a este insumo esencial para el transporte y la producción, Shell muestra su participación más baja con el mínimo de 12,06% justo en 2008, año del desabastecimiento de las patronales agrarias. La caída se inició en 2007, a la inversa de la evolución de la demanda interna. Fue con importaciones que Shell compensó el incremento de sus ventas en el contexto de una capacidad instalada no aprovechada. La utilización del 100% de la capacidad instalada de producción de gasoil hubiera hecho innecesaria la importación de ese combustible en 2008, 2009 y 2012, años en los cuales se hubiera constatado un excedente. Resumiendo, entre comienzos de 2008 y octubre de 2013, Aranguren impidió al país ahorrar 748,6 millones de dólares o, si se prefiere, 215,2 millones en 2012 y 224,7 en 2013.

Realmente la cosa parecía angustiante ¿Acaso sería verdad el rumor que daba a la Dra. Fernández de Kirchner la intención de jugar a perder en 2015 para retornar triunfante después de un año de experiencia destructiva de la antipatria en la Rosada? Sin dar por los rumores más de lo que valen, cabe agregar que el 13 de marzo, por la oficiosa Radio del Plata, un periodista insinuó que la Dra. Fernández de Kirchner pensaba en impedirle a Scioli presentarse a las internas del FpV, lo que lo obligaría a ir con lista propia por “afuera”.

El fantasma de las elecciones capitalinas en las cuales la partición del campo nacional entre Filmus y Telerman le abrió el camino a Mauricio Macri hizo sonar muchas alarmas. Desde Patria y Pueblo, ante ese panorama, creímos conveniente alertar (y lo hicimos por todos los medios a nuestro alcance, sin por ello brindarle armas al enemigo común) que 1) Nos oponíamos a la digitación de candidatos ante la posible tentación de algunos compañeros del campo Nacional de sustituir la voluntad de las bases por la voluntad única de un dirigente. 2) Ese proceder, advertíamos, comprometería la unidad del frente y en consecuencia le entregaría el poder a la oligarquía en bandeja. 3) Y agregábamos que la “peor” candidatura del campo nacional no tenía punto de comparación con el mejor candidato de la oligarquía, en cuanto a las consecuencias políticas, econó- micas y sociales que el retorno de los brujos conlleva.

El 19 y 20 de marzo, el diputado Carlos Kunkel disipó las peores dudas cuando afirmó (en dos oportunidades distintas) que la “interna grande” del campo nacional se definirá entre dos listas, una con Randazzo como candidato a presidente, la otra con Scioli. Kunkel agregó que a su modo de ver Randazzo defendería una posición más claramente peronista y Scioli otra con ciertos ribetes liberales.

Mientras que la campaña no gire en torno a una carnicería salvaje, esto es auspicioso ya que si bien quedó coartada la más pura expresión soberana de la voluntad popular (la reelección de CFK) podemos llegar a tener una interna en la que esa voluntad popular se exprese libremente sobre dos alternativas. Que cada cual muestre sus capacidades, que cada quien asuma compromisos programáticos, que todos indiquen hasta dónde están dispuestos a llegar para defender a la Patria en estos tiempos tan convulsionados en el mundo entero. El resto, el resto no importa: confiar en las masas de argentinos es suficiente.

LA UCR

Antes aún de que se sancionara en Gualeguaychú la unión matrimonial PRO-UCR (con el comadronazgo, dicho sea de paso, de la Dra. Carrió, siempre lista para hacer el trabajo sucio, esta vez en el FA-UNEN), ya se veía que el crecimiento en las encuestas de Mauricio Macri se alimenta predominantemente del descorazonado electorado radical, aflorando toda la inseguridad y ambivalencia de la clase que lo compone. Esa debilidad del radicalismo bien puede, otra vez, hacerlo responsable de cualquier eventual frustración del proyecto nacional. Ya ocurrió en 1946, en 1955 y en 1976 ¿Porqué no hoy?

BUENOS AIRES COMO ESPEJO DEL FUTURO

Según datos oficiales del municipio porteño, la deuda externa aumentó de 196,2 millones de dólares en el 2007 a 2043,1 millones de dólares al 30 de septiembre del 2014. Pasó de representar el 6,6% de los ingresos corrientes al 31,6%. Los pagos por deuda contraída saltaron del 6,6% del presupuesto de gastos al 24,6%.

La participación de la deuda en moneda extranjera sobre la deuda total pasó del 34 por ciento del total a fines de 2007 al 97 por ciento del total a septiembre de 2014. En medio de una ofensiva estadounidense para extender sus acuerdos de libre comercio, Mauricio Macri escribió una carta a Beijing donde impugna el convenio marco de cooperación de Argentina con China aprobado por ley del Congreso de la Nación.

Federico Pinedo, nieto de aquel que defendiera las relaciones carnales con Gran Bretaña en tiempos de la “Década Infame”, fue el encargado de tocar el timbre en la Embajada de China y entregar la carta al embajador Yang Wan Ming. No hemos escuchado a un solo dirigente radical pronunciarse contra esta vergüenza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*